Episiotomía: Una causa del aumento de cesáreas

par3

El temor al dolor y el daño provocado por una episiotomía, son los principales argumentos de las embarazadas al preferir la cesárea por sobre el parto normal. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el procedimiento es justificado solo en el 10% a 15% de los casos.

El obstetra Enrique Gaggero, explica que se ha hecho mala fama del parto normal porque “las mujeres le temen al trabajo de parto, al dolor y a la necesidad de realizar una episiotomía, que facilita la salida del bebé. Este procedimiento se realiza en el tejido que comprende la zona entre la vagina y el ano, y que habitualmente puede sufrir desgarros durante el parto. La incisión puede generar varias complicaciones futuras, pero que pueden ser evitables” afirma.

La episiotomía se practica en todo el mundo. Y Chile está en el grupo de países en los cuales el procedimiento se aplica entre el 70% y el 100% de los partos, mientras que en Europa, los rangos van entre el 31% y el 69%.

Así, las estadísticas médicas indican que, del total de mujeres que son intervenidas con este procedimiento, un 20% continúa teniendo dolor después de ocho semanas; que el 9% mantiene el dolor a los tres meses del parto y que el 60% siente dolor durante la relación sexual hasta tres meses después del parto, un 30% hasta seis meses y un 15% hasta tres años después del nacimiento.

El desgarro es la complicación más común de los partos vaginales: Entre un 55% y un 77% de las mujeres sufre algún tipo de desgarro que requiere sutura luego del parto. Hay desgarros de primer y segundo grado. Los primeros afectan solo la piel, mientras que los segundos pueden dañar las paredes internas de la vagina.

Pero los problemas pueden ser mucho más profundos y proyectarse en el tiempo: Estos desgarros pueden tener impactos muy negativos en la salud inmediata y futura de las mujeres, ya que el daño al perineo y a sus tejidos circundantes pueden causar infecciones, cicatrices, dolor e incluso incontinencia urinaria o fecal.

El doctor Enrique Gaggero, indica que hoy existen soluciones científicas que ayudan a reducir las probabilidades de realizar la episiotomía y que lo más importante es el masaje perineal durante los últimos dos meses de embarazo.

Una alternativa natural es utilizar aceite de rosa mosqueta y uno mismo o la pareja, realizar masajes en la zona, para así, lograr mayor elasticidad en el parto.

Otra alternativa, es una crema llamada “Elastolabor”, avalada por numerosos estudios médicos en Europa y clínicamente validada para mejorar la elasticidad y flexibilidad del tejido, facilitando las condiciones para que las madres lleguen mejor preparadas a la posibilidad de un parto vaginal.

Según la matrona Sandra Jorquera, la gran mayoría de mujeres que llegan al servicio público, desconocen las soluciones e incluso, el mismo procedimiento. “Es importante entregar más información a las embarazadas. Dar a conocer las alternativas del mercado y aprovechar los avances de la ciencia. El parto normal es un procedimiento natural, mucho más económico y que además, permite un lazo importante con el hijo recién nacido, no debemos generar más temor” señala.

En 2013, en Chile nacieron 240 mil niños y niñas. De ellos, 152 mil lo hicieron en el sistema público y, de esa misma cifra, 61 mil nacieron por cesárea. Los números se duplican en el sistema privado, donde las cesáreas superan el 70% de los partos.

Estas cifras, del Ministerio de Salud, muestran que nuestro país tiene la tercera tasa más alta de cesáreas entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

¿Qué es una episiotomía?
Una episiotomía es un corte quirúrgico que se realiza justo antes del parto en el área muscular que está entre la vagina y el ano (el área llamada perineo) para ampliar la apertura vaginal.

¿Cuándo es necesario realizar una episiotomía?
•Si los latidos del corazón del bebé muestran que no está tolerando bien los últimos minutos del parto y necesita nacer lo más rápido posible. 

•Si el bebé es muy grande y tu médico necesita un poco más de espacio para manipularlo y ayudarlo a salir.

•Si el médico necesita un poco más de espacio cuando utiliza fórceps para ayudar a nacer al bebé.

•Si tus tejidos están comenzando a sangrar o parece que van a desgarrarse en varios lugares cuando la cabeza del bebé comienza a coronarse (se le ve el pelo desde afuera). En este caso, cortar en un solo lugar puede evitar desgarros en múltiples áreas. Sin embargo, unos pocos desgarros superficiales son preferibles a una episiotomía; por lo tanto, tu médico tendrá que decidir.

 

 

Galería | Esta entrada fue publicada en Embarazo, Portada, Salud y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s