¿Le gritas a tu hijo? Ojo con las consecuencias

dt.common.streams.StreamServer
Todos los padres, en algún momento, hemos perdido la paciencia frente a una mala conducta de nuestros pequeños y terminamos gritándoles para que nos obedezcan.  Obviamente es comprensible porque somos seres humanos, por lo tanto cometemos errores y muchas veces explotamos  cuando sentimos rabia. Pero es importante analizar y preguntarnos si este comportamiento  -de educar y corregir a través de los malos modales y alzando la voz- lo estamos repitiendo habitualmente.
Todos los especialistas infantiles están de acuerdo en este punto: Para conseguir que el niño obedezca y tenga un buen comportamiento, no hace falta humillarle o emplear la violencia verbal.
En la siguiente entrevista psicóloga clínica Francisca Carrasco Tassara indica las secuelas de esta negativa forma de comunicación y nos entrega varios consejos para lograr que nuestros retoños nos respeten si tener que llegar a tratarlos mal.
¿Es muy perjudicial usar los gritos para educar o para que nuestros hijos obedezcan?
Sí. No por gritar una vez vamos a producir un trauma, pero usar los gritos como una forma de educar le enseña a los niños un modelo de comunicación dañino y poco efectivo. Si los hijos ven gritar a papás cuando se frustran porque no les están obedeciendo, les enseñan por una parte, que ellos no pueden tolerar la frustración, y que se puede entonces, expresar la frustración de esa forma.
Por otra parte, los hacen sentir que no los quieren en ese momento, y que lo que les están diciendo o pidiendo, no es por el bien de ellos- ni por cuidarlos y quererlos- sino que por enojo del padre.
Y por último, les están demostrando que logran alterar el estado anímico del padre y que tiene un poder sobre él. Por lo tanto, tampoco ayuda a que los padres logren instaurar una autoridad por sobre los niños, ni mucho menos una autoridad amorosa.
¿Cuáles serían las consecuencias?
Niños que no obedecen, que responden gritando o adoptan esta forma de comunicación con sus compañeros o pares. Chicos con baja autoestima porque sienten que si no obedecen, no son queridos. Se forman personas con baja tolerancia a la frustración, porque no ven en los padres un modelo que les enseñe cómo se deben manejar adecuadamente estas emociones.

¿Cómo pueden los padres superar esa negativa forma de regañar?

Considerando que en algunas ocasiones los padres aplicamos modelos educativos heredados de nuestros padres. Y, si a algunos de ellos les trataron con mano de hierro, emplean la misma estrategia y no entienden que el trato y la educación de los hijos pueda ser de otra manera. Teniendo la motivación, basta que un padre se informe de métodos de crianza positiva, donde se imponen límites firmes y claros, pero partiendo de la base que los límites se ponen por amor al hijo. Y el niño lo siente, aunque no le gusten las reglas. Esta beneficiosa forma de educar permiten que los pequeños crezcan con una autoestima positiva, con una buena regulación de emociones y con una buena adaptación a su medio. Un libro que guíe respecto a cómo hacer esto o una visita a un psicólogo infantil, puede ayudar a los padres que estén perdidos. Y en el caso de quienes tengan muy baja tolerancia a la frustración o muy poca regulación de sus emociones, es importante que consulten con un psicólogo que les pueda enseñar estrategias para regular esto.
 
¿Qué otras alternativas existen para lograr que nuestros hijos sean obedientes y nos respeten?
Con límites claros y firmas, pero impuestos con amor, los niños aprenden a obedecer por respeto y no por temor. Y los pequeño aprenden esto muy rápido cuando los papás logran imponer las reglas de esta manera. Lo más díficil es lograr hacerlo, ya que muchas veces por culpas o por su historia personal, les cuesta poner esto en práctica, pero con un poco de ayuda no es difícil de lograr si hay motivación.

 

Francisca Carrasco Tassara, Psicóloga Clínica UC
F: 98249399
Galería | Esta entrada fue publicada en Educación, Portada, Psicología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s