Las riquezas del vínculo padre e hijos

padre_hijo7

Se acerca el día para conmemorar el amor a los padres, por lo que quisimos analizar por qué la paternidad es tan crucial como la maternidad.

La investigadora Sueca Anna Sarkadi publicó, luego de 20 años de investigaciones, que “los niños reciben beneficios si cuentan con una figura paterna que les dé atención activa y regular”. Así como ella, son diversos y numerosos los profesionales que han confirmado la relación que existe- aunque no sea la causa exclusiva- entre la ausencia del padre y el bajo rendimiento escolar, las tendencias delictivas, las adicciones, los trastornos alimenticios, los embarazos precocez o las fugas del hogar. Esto no es sinónimo de condena. A pesar de que no es una regla, los niños que no tienen un papá presente, tienen mayores riegos de desencadenar problemas emocionales y es importante tomar conciencia a tiempo de ello.

Nuestros primeros años de vida y las experiencias que en ellos vivamos sobre la padre_hijo8vinculación y el apego con las figuras paternas, serán vitales en la creación de nuestra identidad. Los padres son los primeros en reflejarnos la imagen de quiénes somos y cómo nos relacionamos. Por tanto, la relación que se establezca entre madre/padre-hijo sienta las bases de quiénes seremos y cómo nos interrelacionaremos con el mundo y el resto de personas que nos rodean.

 

Considerando la importancia de lo mencionado anteriormente, el equipo Pampers comparte 5  experiencias enriquecedoras que fortalecen el vínculo padre e hijo:

  1. Primeros días: Durante los primeros días después del nacimiento de su primer hijo, los padres se maravillan con cada pequeña cosa que hace su bebé. Para ellos todo es nuevo, su olor, sus manitas, su respiración, los sonidos que hacen al despertar y la paz con la que duermen.
  2. Papá en formación: Luego de la etapa contemplación, la realidad sacude: Ser papá implica mucho más que mirar a su pequeño. Algunos, al nunca haber pasado mucho tiempo con un recién nacido, no tienen idea de lo que tienen que hacer. Entonces deben cerrar los ojos, respirar hondo y poner manos a la obra que todo va a ir fluyendo.
  3. El poder de las caricias y la voz: A la mayoría de los bebés les encanta que los tengan alzados y abrazados mientras se les habla. En un principio a los papás puede parecerles un poco tonto hablarles, pero la voz parece tener un efecto calmante en los pequeñitos.
  4. El momento del pañal: Cambiar los pañales es un momento excelente para conectarse, mirarse fijamente y tratar de comprenderse. También es una oportunidad para acariciarle la pancita, hacerle cosquillas en las rodillas y besar sus deditos.
  5. Jugar y crecer: Algunos papás primerizos se sienten un poco frustrados cuando comprenden que va a pasar un largo tiempo antes de que puedan jugar a la pelota con su retoño. Pero existen otras formas de divertirse como leer historias, jugar al escondite con las manos, hacer muecas y entre más se exageran los gestos, más les gusta.

Cada padre tiene una forma muy particular de comunicarse con sus hijos. Muchos de ellos son más ingeniosos y más creativos, lo importante es lograr ese vínculo tan necesario.

Fuentes:
Equipo Pampers
Eva Maurí Cresencio
Psicóloga y psicoterapeuta Gestalt. Atención en Oliva y L’Alcúdia de Crespins
Galería | Esta entrada fue publicada en Portada, Psicología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s